Higienismo

Catherine, PORTADA Comentarios desactivados en Higienismo
Higienismo

HIGIENISMO

 

El término procede de la voz hygíeia= higiene, limpieza, la diosa de la salud, hija de Esculapio, dios de la medicina.

El Higienismo, también llamado Higiene Vital o Ciencia de la Salud, nace hace unos 200 años a partir de la búsqueda de comunidades vegetarianas en Estados Unidos y de la investigación de autores como Sylvester Graham que con un gran interés difundió la prevención del alcoholismo, el uso de las harinas integrales y el vegetarianismo y el aporte del doctor Isaac Jennings que viendo cómo sus pacientes enfermaban más a raíz de los medicamentos, optó por rechazar su uso, descubriendo así las cualidades de autosanación del propio organismo y el factor de la alimentación como herramienta trascendental en la creación de la Salud.

Ellos y otros escritores como Arnold Ehret en Alemania, Herbert Shelton en Estados Unidos, Albert Mosseri y Désiré Mérien en Francia, por mencionar a los más influyentes, descubrieron el respeto de la energía vital, la confianza en las propiedades curativas naturales a los seres vivos.

Desde entonces, y bajo estos principios, diversas personas alrededor del mundo han dedicado su vida a la práctica de esta alimentación, única vía de conocimiento posible en el laboratorio interno cuerpo, vivenciando las respuestas en cada acto cotidiano.

Un organismo limpio comunica abiertamente sus necesidades y bienestar, factor clave para el restablecimiento y mantención de la salud

El Higienismo otorga un equilibrio orgánico a través de una pauta alimenticia que se transforma en el pálpito de la vida (biorritmo).

Con el tiempo, esta pauta es instintiva en la medida que la relación cuerpo-mente mejora y que los niveles de conciencia corporal aumentan ante la liberación de los sentidos de sustancias tóxicas, así también de eliminación metabólica, limpiando y manteniendo las tuberías internas en buen estado para que el alimento sea asimilado óptimamente. Una vez que los tejidos y los órganos han perdido la densidad provocada por el sedentarismo, malas compatibilidades o toxinas ingresadas, son capaces de expresar la totalidad de su potencial.

 

El Higienismo estudia el organismo humano y su eco con la vida. Su propuesta fomenta el criterio de “lo ideal a lo posible” considerando condiciones ambientales, emocionales y físicas de cada paciente y su naturaleza como especie.

En la sesión de Higienismo destaca el ojo clínico, la capacidad de ver y de interpretar al paciente en su lenguaje integral: el de su mente y estado físico.

El individuo es evaluado en su especificidad y nunca es considerado estadística.

El tratamiento higienista consiste en una pauta rica en frutas las que, de manera organizada, otorgan una limpieza profunda de todos los sistemas. El paciente es encargado de hacer el tratamiento en casa, siguiendo la pauta prescrita. El avance y el cambio dependen únicamente de su esfuerzo, desarrollo de la voluntad y de su amor por lo vivo. De ahí la importancia fundamental de generar una estructura flexible conectada al eco de lo intrínsicamente humano, alimentación humana propiamente tal, lo que permite mayor resolución de problemas y de adaptación a situaciones de conflicto.

El conocimiento personal es la llave para enfrentar todas las vicisitudes.

Gran parte de las condiciones medioambientales actuales están relacionadas a la pérdida del “hogar” humano. El ser humano es la única especie que ha olvidado cómo alimentarse, cómo permanecer en salud y de acuerdo a la ley natural. La consecuencia de ello está registrada en la aparición de nuevas patologías jamás creadas por la naturaleza, sobrepoblación y sobreexplotación de recursos y la evidente degeneración del organismo Planeta.

El Higienismo considera todos estos factores y propone una ECOLOGÍA PERSONAL. Lo que quiere decir que el ser humano requiere limpiar su sangre, lenguaje, hacer y sentir. En el fondo, necesita un cambio global que solo puede llevarse a cabo a partir de un cambio radical, porque estamos frente a un problema de magnitud que requiere de soluciones de igual dimensión.

El grueso de las personas conocen el Higienismo para mejorar su salud o, incluso, para regular su peso. Sin pensarlo, en consecuencia obtienen más que eso: una salud sostenida, conocimientos de alimentación, mayor potencial vital y coherencia, entre otras cosas.

El Higienismo da gran relevancia a la alimentación como vía de reintegración de un ser humano a la naturaleza, a la salud, al Planeta.  La dieta crea lo que somos, la calidad de los ladrillos con los cuales edificamos el organismo determinan también una forma de vida, de pensar y sentir.

Es a través de ese retorno a la confianza que se comprende la vitalidad, longevidad e inmunidad que tanto defiende el Higienismo, cambiando los fluidos internos de ácidos a alcalinos, el estreñimiento en fluidez y el cansancio en bienestar. Todo a partir de la limpieza de las tuberías internas, manteniendo la casa cuerpo en su orden.

 

Por Catherine Ariana.

 

 

 

  • Higienismo en Chile y Latinoamérica

    El Higienismo en Chile y Latinoamérica lleva varias décadas creciendo con éxito ya que esta zona geográfica dispone de una gran variedad de frutas y vegetales, cereales y tubérculos. Estos alimentos son cultivados en suelos ricos de nutrientes que no han sido explotados y empobrecidos por la industria agrícola, no obstante, progresivamente la tendencia preponderante … Continuar

  • ¿Cómo se alimenta un higienista?

    Higienismo en Chile ¿Cómo se alimenta un higienista? Se llama higienista a la dieta que suprime de su régimen comestibles refinados como lo son: harinas blancas, arroz blanco, sal, y otros alimentos que han sido despojados de sus nutrientes originales. En su menú abundan los alimentos crudos y frescos, privilegiando el consumo de frutas y ensaladas … Continuar

  • El poder de la fruta

    Refrescantes, eléctricas, suaves, bellas, estimulantes, coloridas, nutritivas, depuradoras, astrigentes, laxantes, diuréticas, energizantes, brillantes, contundentes, brebaje, alimento, compactas, transportables, olorosas, ricas y perfectas. Las frutas son dinamismo, limpieza y nutrición, todo en uno. Traen a la vida a los desvalidos cuerpos enfermos o debilitados, rompiendo la inercia de la cultura de la carencia altamente ácida basada … Continuar