Higienismo en Chile y Latinoamérica

El Higienismo en Chile y Latinoamérica lleva varias décadas creciendo con éxito ya que esta zona geográfica dispone de una gran variedad de frutas y vegetales, cereales y tubérculos. Estos alimentos son cultivados en suelos ricos de nutrientes que no han sido explotados y empobrecidos por la industria agrícola, no obstante, progresivamente la tendencia preponderante es a incorporar dichas técnicas de cultivo, particularmente en aquellas economías que cuentan con el interés de multinacionales locales y extranjeras, como es el caso de Argentina, Brasil y Chile.

Chile aún no abre totalmente sus puertas a los transgénicos ya que estos se cultivan, sin embargo, no se venden en el país abiertamente (ninguna información nos dan de ello las etiquetas). Latente está la medida que limita el uso libre de las semillas. La actualmente congelada Ley de Obtentores Vegetales intenta monopolizar el mercado agrícola en manos de multinacionales.

El movimiento de alimentos orgánicos en el país está presente, representando una voz latente que en el transcurso de los últimos años ha ganado más adeptos, en la medida que la población está informada del impacto de los transgénicos y su interés por la salud incrementa.

Puede que el interés por la salud tenga relación con el alza de enfermedades como la diabetes y la obesidad, cuyo impacto es notorio en los últimos años con el ingreso de la comida chatarra en los hábitos cotidianos. De acuerdo a estadísticas del año 2013 de la Universidad de Washington, Chile tiene una prevalencia de obesidad infantil de 34,4%.

Estos factores remarcan la urgencia de tomar medidas y cuidados a nivel de prevención y, en ello, la alimentación sana es el elemento fundamental.

Climas

Chile posee una amplia gama de climas, la zona central es la mejor abastecida para quienes adoran la variedad de frutas frescas, siendo accesibles por menor precio que en áreas como el extremo sur, que cuenta con diversidad de berries y pocas frutas tropicales , o el norte, en donde los berries escasean y abundan las frutas tropicales y melónidas.

Latinoamérica es una tierra indómita, que con sus frutas, climas y paisajes incita a la aventura de viajar en búsqueda de la eterna calidez.

Frutas y dieta

Debido a estas características donde las frutas son tan factibles, el Higienismo desarrollado en esta zona pone hincapié en el frugivorismo, en especial como tratamiento de desintoxicación.

Por supuesto, las reglas de las compatibilidades presentan algunas discrepancias a las propuestas del norte, debido a que los alimentos de la zona crecen con una acidez y dulzor que no son los que se encuentran en el norte del mundo, lugar que preconizó la investigación de las compatibilidades de los alimentos.

Por ende, quien habita Latinoamérica deberá actualizarse en este aspecto, considerando los alimentos del área y leer con criterio los textos que provengan de otras zonas geográficas.

El ser humano crece rodeado de un ambiente determinado, de acuerdo a este entorno se adapta. Es preciso tener en cuenta las cualidades de las herramientas locales y, en el caso de no contar con recursos frutales, replantearse la estadía en dicho lugar.

El Higienismo en Chile

Entre las características del Higienismo de Chile se pueden mencionar:

– Gran énfasis en la compatibilidad de los alimentos, por ende, aporte en la investigación de esta área.

– Higienismo de adaptación y acorde al contexto del paciente, es decir, se tiene criterio especial para la desintoxicación, transición y mantención del paciente y para lo general, específico, terapéutico y personal.

– Subraya el uso de frutas en el diario de vivir, no como medicina temporal, son usadas como tratamiento y también son parte de la vida del higienista.

– Ha desarrollado un lenguaje especializado ligado a la sabiduría humana y la naturaleza.

– Estudia al ser humano como un todo, observándolo como un animal domesticado, con los ojos del sentir.

– Da lugar al cuerpo como protagonista y maestro.

– El conocimiento y propuestas higienistas han surgido de practicantes acérrimos, que siguen el Higienismo sostenido, con pasión y constancia, aprendiendo del propio cuerpo como laboratorio.

– Las minutas prescritas a los pacientes son estrictas, de manera de estimular la disciplina, la voluntad y el placer de un nuevo diálogo con el cuerpo.

 

 

Por Catherine Ariana

 

Deja un comentario