• catherineariana

Cuidar tu sistema inmune


En la fotografía 1, base de ensalada, se aprecia una porción de: apio, repollo morado, zanahoria, pepino, tomate y cebolla morada en el centro. Fotografía 2, Ensalada completa: mismos ingredientes, en donde se agregan hojas de lechuga, espinaca y berro mezclados. Se acerca una temporada en la cual nuestras defensas deben estar alerta frente a los diversos microorganismos que son parte de esta etapa que cruza la humanidad. Lo importante para enfrentar diversas infecciones es no maltratar o deprimir nuestro sistema inmunológico. Para ello se debe evitar: -El humo del tabaco, ya que deprime nuestro sistema inmune al igual que el azúcar refinado y todo tipo de refinados. -Sustancias que generan mucosidad o irritación de las mucosas como lácteos, harinas de trigo, centeno y arroz (obviamente en sus forma refinadas pero también los integrales), el maní (en especial el tostado). Químicos externos como la inhalación de cloro por su impacto en las vías respiratorias, el smog, los gases de los autos y buses y el gas lacrimógeno. Al generar mucosidad e irritación se crea un ambiente perfecto para que diversos microorganismos se puedan incubar en esa área. Para estimular el sistema inmunológico se debe tener una dieta sana en donde se restringen las sustancias mencionadas y se incorporan especialmente las siguientes: - Frutas ricas en vitamina C como el kiwi, la piña y los berries.

- El consumo de una abundante cantidad de hojas de color verde oscuro, la cuales contienen clorofila, sustancia fundamental para salir de procesos infecciosos. -El uso medicinal del ajo, la cebolla y el puerro, es decir, su uso se aconseja especialmente para prevención y tratamiento de enfermedades infecciosas respiratorias y hongos, ya sea crudos en la ensalada o como sopa. Su uso prolongado en la dieta es discutible y depende de varios factores personales. -Mantenga una dieta predominantemente cruda en la medida de lo posible. Las frutas que duran más tiempo guardadas son las manzanas verdes. -Evitar el estrés, las emociones negativas y descansar. El buen descanso y una mente serena ayudarán a salir de cualquier proceso infeccioso. Pensar negativo nos hace perder energía y aumentar el proceso destructivo del cuerpo a causa del cortisol. Requerimos mucha energía para restaurarnos. -Observar la fiebre. Periodos cortos de fiebre baja son comunes en personas sanas durante procesos infecciosos, Si la fiebre es de 39º C o superior y se extiende por varios días se debe acudir a un centro asistencial, ya que puede tratarse de otro proceso más grave. -Siga las instrucciones que se han recomendado en los medios si cree que padece de COVID-19. Si desea más información específica recuerde las recetas publicadas en mis libros o consulte por una sesión personalizada.



0 vistas
CONTACTO:

 (56) 9 8913 03 03

Consulta vía fono (solo pacientes en Chile) o

internet para pacientes en el extranjero (e-mail,Telegram o Signal)

  • Facebook Encuentros higienistas
  • YouTube Revista Instinto

© 2018 por Catherine Ariana