• catherineariana

Lo importante de estar formado e informado

Actualizado: sep 2



Lamentablemente, las malas prácticas terapéuticas existen y son más frecuentes de lo que uno espera. Así también, hay ciertas cosas que no son las mismas al hacer Higienismo, por lo que es necesario consultar primero antes de probarlas.

Cada vez es más común ver que personas sin formación apropiada ofrecen servicios en internet o en spas. Los errores más frecuentes en este aspecto ocurren en los spas, por el ritmo de atención que se tiene. Una persona se atiende tras otra sin tiempo entre cada paciente, lo que limita a los terapeutas de poder hacer un trabajo más profundo.

Es importante en masajes como el drenaje linfático, el Thai, la reflexoterapia y otros que estimulan de forma significativa la circulación conocer ciertos aspectos del paciente. Personas con cáncer, venas varicosas, problemas de circulación, menstruación abundante, de presión arterial y con lesiones físicas, deben informar siempre a sus terapeutas que sufren o sufrieron de esto. Una persona con cáncer jamás debe someterse a un drenaje linfático o ir a termas. Estos aspectos deberían ser consultados por quien lo atiende y son un factor que le permitiría crearse un criterio de qué tanto entiende la persona que lo está tratando.


A tener en cuenta:

Una vez que la persona empieza a hacer Higienismo empieza a regirse fuertemente bajo las reglas de la auto-sanación, por ello cuando usa métodos que buscan el alivio de los síntomas, cortando el flujo de la expresión de la enfermedad, puede tener reacciones negativas, dilatando los síntomas y no encontrando la sanación. La acupuntura y la apiterapia son prácticas que no se recomiendan en higienistas, entre otras que tienen el mismo fin detrás.

Cabe mencionar que las personas sin formación abundan en quienes ofrecen terapias de ayuno y de Higienismo. Personas que han hecho uno o dos ayunos de agua en su vida, comienzan a ofrecer servicios terapéuticos a otros, siendo el ayuno de agua una de las prácticas más peligrosas en cuanto a los métodos de desintoxicación. Se debe saber mucho para poder ofrecer un servicio con esta técnica. Hay personas que fueron solo a unas clases de compatibilidades y vieron algunos biorritmos y con eso se lanzan a atender. Tristemente, esto en vez de beneficiar al Higienismo, lo degenera. Le hace daño a la escuela porque quienes pagan los errores terapéuticos son los pacientes. Se hacen ideas erróneas de cómo es el Higienismo y sufren de malas consecuencias en los tratamientos.

También es común encontrar a personas que estudiaron otras escuelas de Higienismo y atienden con Higienismo Integral, sin haberlo estudiado. Lo que ocurre ahí es que el Higienismo Integral desarrolló una serie de técnicas terapéuticas que son muy específicas y que solo se aprenden cursando un diplomado completo de varios años. Esas técnicas mal usadas pueden causar daño si no se tiene criterio.

El criterio es lo más importante a la hora de ser terapeuta. Por eso es lo que más se imparte en la escuela. En los libros de Higienismo uno lee generalidades, pero no lo específico. Hay muchas excepciones que se deben aprender para tratar a pacientes. Al final, estas personas entusiastas de querer sanar a otras sin el apropiado conocimiento dañan al paciente, dañan a la escuela, dañan al Higienismo. Consiguen el efecto contrario porque a la gente que hace mal Higienismo le pasan malas experiencias y esas experiencias se transmiten públicamente. Entonces, queda una idea errada de algo que en realidad cuando se practica bien es muy beneficioso para las personas.

Esas personas que cursaron una escuela deben ofrecer lo que aprendieron en ellas y si quieren experimentar con otras cosas nuevas, como lo hicieron algunos de los autores autodidactas que dieron fruto al movimiento, lo deben hacer bajo las mismas reglas que lo hicieron ellos. ¿Qué quiere decir eso? Partir de lo general a lo específico, dar consejos generales para llegar a lo que cada persona necesita después de varios años de estudio con un grupo numeroso. Pero no tratar de imitar la especificidad que existe en el Higienismo Integral sin entenderlo. Eso es simplemente incorrecto de hacer.

Youtube y las redes sociales están llenas de estos personajes, personas entusiastas que con sus mejores intenciones de sanar a otros terminan deformando un conocimiento que lleva centurias creándose. Por supuesto, hay muy buenos exponentes ahí también de los que podemos aprender mucho, sin duda, pero son pocos.

En cuanto a mi trabajo es en la línea del Higienismo Integral. Hablo de Higienismo Adaptativo porque excluí alimentos que se consideraban en lo Integral como el trigo, centeno y arroz integrales, el maní y los lácteos de vaca; porque apliqué pequeñas diferencias en el uso de determinadas frutas, pero mi criterio de trabajo y mi escuela fue esa. Por supuesto, también tengo influencia de la escuela de Désiré Mérien, pero no es en las compatibilidades ni en el aspecto terapéutico, sino en el plano ético.

En conclusión, es mejor estudiar, porque se aprenden herramientas y criterio que ayudará a hacer mejor las cosas. Y como paciente es mejor preguntar qué tipo de tratamiento ofrece el terapeuta, dónde estudió y cómo trabaja.


Catherine Ariana

104 vistas
CONTACTO:

 (56) 9 8913 03 03

Consulta vía fono (solo pacientes en Chile) o

internet para pacientes en el extranjero (e-mail,Telegram o Signal)

  • Facebook Encuentros higienistas
  • YouTube Revista Instinto

© 2018 por Catherine Ariana